CLIMAX

El vidrio para el ahorro energético

CLIMAX, el vidrio con ahorro energético

El vidrio CLIMAX surge de la necesidad de ahorro energético en la construcción moderna, pero sin perder la luminosidad en el interior de la vivienda.

 A mayor superficie acristalada, mas luz natural tendremos en las dependencias de un edificio, pero también tendremos mayor aporte de energía exterior y mayor perdida de energía interior ya que, el calor siempre pasa a través del vidrio desde la zona mas caliente a la mas fría, hasta que se igualan las temperaturas.

El doble acristalamiento CLIMAGLAS tradicional contribuyó en parte a solucionar este problema ya que al tener en el interior de su cámara una bolsa de aire seco y en reposo, dificulta los intercambios de temperatura entre los dos ambientes que delimita.

No obstante, dicho aislamiento térmico no es suficiente para las exigencias de la construcción actual, y de ahí el nacimiento de los vidrios de tratamiento térmico o vidrios de capas, que debidamente combinados en un doble acristalamiento reducen notablemente los intercambios de temperaturas. CLIMAX SUN, es la última innovación en vidrios de tratamiento térmico, especialmente diseñado para el acristalamiento de las viviendas.

Fabricación vidrio CLIMAX

El vidrio CLIMAX está fabricado mediante el sistema magnetrónico que consiste en depositar sobre un vidrio flotado incoloro o de color varias capas de diferentes metales extraordinariamente finas mediante pulverización catódica al vació, y  bajo la influencia de una atracción magnética que ordena las partículas metálicas para su perfecta reflexión. CLIMAX está considerado como vidrio de capa «blanda», y debe estar siempre ensamblada en un doble acristalamiento CLIMAGLAS con la capa hacia el interior del doble acristalamiento, para lo cual, es necesario un decapado de los cantos, para su correcta adherencia. GLASSCOR dispone de la tecnología completamente automatizada para la realización de este proceso.

El vidrio CLIMAX no se puede templar, convirtiéndose en un vidrio SECURID o en un vidrio curvado GLASSCURCID, a lo sumo se puede formar parte de un vidrio laminado LAMICID, con la capa hacia el exterior del laminado, pero siempre ensamblado en un doble acristalamiento CLIMAGLAS.

El GLASSCOR cuenta con un equipo humano técnico y profesional que podrá ayudarle a elegir el vidrio más adecuado para satisfacer sus necesidades, como son las familias CLIMAGLAS TOP y CLIMAGLAS GALAXY, así como para facilitarle muestras y las fichas técnicas del producto de la combinación de vidrios elegida. GLASSCOR, por ser un fabricante independiente, dispone de la más amplia gamas de vidrios de tratamiento térmico del mercado, si lo que usted demanda existe, nosotros se lo encontramos y se lo facilitamos. Todos nuestros dobles acristalamientos disponen del correspondiente CERTIFICADO CE, y además, están avalados por el Certificado de Calidad de producto AP+.

CLIMAX E: El vidrio de baja emisividad

Llamamos  emisividad a la  transmisión de energía  cedida por un vidrio hacia  una zona más fría, es decir, la perdida calorífica de una  estancia hacia el exterior  producida por el calentamiento del vidrio interior y su irradiación hacia la zona exterior mas fría.

Los vidrios de baja emisividad están tratados con capas de plata, que es de todos los metales, el de menor emisividad. Esto se hace con el fin de atenuar las pérdidas caloríficas al exterior y para conseguir reducir en varios grados la temperatura de la calefacción, con el considerable ahorro de energía en que esto se traduce.

Para diferenciar las prestaciones térmicas de un vidrio de baja emisividad de otro, utilizamos las siguientes definiciones:

  • -Valor U: indica la cantidad de calor que en régimen permanente atraviesa una pared en una hora en un metro cuadrado de pared por cada grado de temperatura de diferencia entre los ambientes de un lado y otro de la pared.
  • Cuanto mas bajo sea el valor U de un vidrio, mejores prestaciones térmicas tendrá, es decir, menos pérdidas habrán.

CLIMAX SUN: El vidrio selectivo

Son  vidrios que combinan las prestaciones  de los vidrios de control solar y de los de baja emisividad. Están tratados con una sucesión  de  capas que tienen la capacidad de  filtrar los rayos del sol de manera   selectiva   según su longitud de onda.

La perfecta combinación de control solar con el mejor aislamiento térmico del mercado gracias a su valor U del 1.0. Los huecos de las fachadas son los puntos más débiles en el aislamiento de una fachada, lo que se traduce en gasto energético. Por ello la inversión en un vidrio de altas prestaciones es la mejor manera de ahorrar dinero.

Un bajo factor solar que filtra la radiación directa del sol en los meses donde más horas de sol soportan las fachadas y más caro resulta conseguir confort térmico ( el coste de producir una frigoría es tres veces mayor que el de una caloría) y, también, mayor confort en viviendas sin aire acondicionado así como un ahorro directo en la factura de aire acondicionado para las viviendas que lo tengan.

Máximo ahorro de calefacción en invierno gracias al valor U más bajo del mercado.